jueves, 24 de agosto de 2017

MEMORIAS DE LA HISTORIA: 24 DE AGOSTO, ANIVERSARIO DE LA INDEPENDENCIA DE UCRANIA.- NI CON RUSIA NI SIN RUSIA...

"24 de agosto de 1991: La relación entre Ucrania y Rusia ha sido bastante tensa a lo largo de la historia. Según la perspectiva, Ucrania fue el origen de todas las Rusias, por lo cual se defiende su pertenencia a la Rusia hegemónica y una historia en común con esta o, por el contrario, su independencia como nación autónoma. En el siglo IX, gran parte del territorio de la Ucrania moderna estaba poblado por los rus, quienes fundaron el Rus de Kiev, un dominio que abarcó casi todo el territorio de las actuales Ucrania, Bielorrusia y Rusia europea. La tradición mantiene que esta organización política se fundó en la alianza entre varegos —un pueblo de origen nórdico— y los eslavos. Con la disolución del rus de Kiev, este territorio se vio sometido a diversas invasiones de pueblos nómadas que vinieron de las estepas
asiáticas. Diversas dinastías que se asentaron en Kiev trataron de mantener cierta independencia de los conflictos que sucedieron entre potencias europeas. Sin embargo, con la expansión de la Rusia zarista y la toma de Crimea, Ucrania se vio sometida a un proceso de “rusificación” a partir de finales del siglo XVIII.
Cuando estalló la Primera Guerra Mundial, Ucrania se encontraba repartida entre Rusia y el Imperio Austro-Húngaro, situación que le deparó un difícil destino durante las confrontaciones. Con el triunfo de la Revolución Bolchevique, Ucrania se convirtió en una de las más importantes repúblicas que conformaron la Unión Soviética. Esto no siempre significó beneficios pues allí se vivió la terrible hambruna de dos años (1930 a 1932), uno de los hechos más criticados del gobierno de Stalin, además de abrirse en su territorio uno de los frentes más cruentos de la Segunda Guerra Mundial. Con el progresivo decaimiento de la U.R.S.S. la República de Ucrania fue una de las que abogó por mayor autonomía del poder central. Sucesos como la tragedia nuclear de Chernóbil terminaron por fortalecer un sentimiento nacionalista entre los ucranianos. Finalmente, el 16 de julio de 1990, el nuevo parlamento creado al interior de la antigua república soviética firmó la Declaración de Soberanía Estatal del país. Pese a los últimos movimientos que se hicieron para evitar el colapso de la Unión, el 24 de agosto de 1991, el parlamento ucraniano aprobó la Declaración de Independencia de Ucrania, en la cual se estableció al país como un estado independiente y democrático.
Actualmente la tensión entre Rusia y Ucrania se encuentra en el centro de la atención internacional. La toma de Crimea y los conflictos entre nacionalistas ucranianos y movimientos prorrusos han revivido la compartida historia de encuentros y desencuentros de las dos naciones"
(De "Casa de Historia", de Diana Uribe)
...
Por encima de filias y fobias, por encima de versiones de cualquier color o tendencia, la realidad indiscutible es que Ucrania celebra en el día de hoy su XXVI Aniversario de la declaración de su independencia.
Y esta efemérides acontece en un marco nada pacífico y bien convulso, pues Rusia pretende que Ucrania es una parte de ella, y alienta con apoyos indisimulados a los separatistas de Donbass y Lugansk, la creación (me parece que inalcanzable, por mucho que Putin se empeñe) de la "nueva Rusia". Y ello además de la captura taimada de Crimea, que violó todas las reglas del derecho internacional y de la pacífica convivencia entre naciones.
No voy a adentrarme por ahora, y menos en el día de hoy (que es de fiesta y celebración) en comentarios ni censuras sobre la actual situación de Ucrania, pero pues la siento como propia (mi esposa y una hija vieron allí la luz y recibieron buena parte de su
personalidad y su cultura), sí que proclamo con alborozo que hoy Ucrania conmemora que un año más sigue siendo independiente, mal que pese a sus vecinos del norte, que mantienen una especie de imperialismo de estilo zarista, sofocando sentimientos bien nobles de propia esencia, cual los del pueblo ucraniano.
Valga, por encima de todo, el aniversario de esa independencia que, con tantos sufrimientos y sinsabores, ha ido consolidando Ucrania.
Y ojalá siga así.
La despedida ha de ser típica y tópica: Slava Ukraina!!! S dnëm nezalechnosti!!!
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

No hay comentarios:

Publicar un comentario