domingo, 17 de septiembre de 2017

A  JOSÉ MANUEL SÁNCHEZ GEY, ILUSTRE MILITAR Y PROFESOR, EN SU 98 CUMPLEAÑOS


En estas horas cercanas al 17 de septiembre, varios compañeros (sin embargo y además, grandes amigos) de la XXI Promoción de Milicias Universitarias (IPS) de Montejaque-Ronda, integrados en las Unidades de Instrucción 4ª y 1ª de la 1ª Agrupación, en los años 1963 y 1964, han mostrado su deseo y voluntad de agasajar a quien fue su capitán/profesor en aquellos años, hace ya más de 54, y de quien  todos los miembros del grupo "Agostiembre" (que así han dado en llamarse los miembros sobrevivientes de aquella XXI Promoción) no solamente guardan recuerdo imborrable, sino que siguen manteniendo asiduos contactos. 
Cuando llega, por tanto, la fecha del 98 cumpleaños del ilustre militar y profesor (hasta reconocido en sus valías y méritos por la Universidad Complutense y el Ejército Español mediante la creación de la Cátedra Comandante Sánchez Gey), es necesario glosar la efemérides en las redes sociales y proclamar una vez más el respeto y el afecto que le siguen profesando todos los que fueron sus subordinados y alumnos, llegados de su mano y enseñanza a Oficiales de Complemento del Ejército. 
Basten estas líneas, que pretenden rezumar agradecimiento y afecto a la figura del prohombre José Manuel Sánchez Gey, para recordar al mundo, a las gentes, a los militares, a los universitarios y a las familias de los  miembros de "Agostiembre", que entre ellos pervive e ilumina la vida este ilustre personaje, a quien con merecimiento llamamos (yo me incluyo, porque lo soy, entre los de la Promoción), nuestro "Capitán General". 
¡Por muchos años! ¡Y que Dios le bendiga!
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

jueves, 7 de septiembre de 2017

Esta España nuestra: Cataluña se escapa por la gatera y la eficacia de gobierno se esfuma

“APOTEOSIS ANTIDEMOCRÁTICA EN CATALUÑA Y GOLPE DE ESTADO”
(“La Estrella Digital”, jueves 07 de septiembre de 2017)
“No va a pasar nada. Al final se echarán para atrás”. “Se están peleando entre ellos, todo quedará en agua de borrajas”. “En cuanto sepan que se juegan multas copiosas, apaga y vámonos”. “Es una patochada. No se atreverán a convocar el referéndum”.
Estas frases las hemos oído hasta la saciedad hace cuatro o cinco meses en boca de destacados dirigentes del PP. Reflejaban el pensamiento de Moncloa. Mariano Rajoy se mantenía en el precepto arriólico: “No hay que hacer nada porque el tiempo lo arregla todo y lo mejor es tener cerrado el pico”. La influencia del hombre que descalificó a Podemos diciendo que “son unos friquis” y a Ciudadanos con “son insignificantes”, ha resultado nefasta. El tiempo no ha arreglado nada y el pueblo español ha asistido estupefacto al golpe de Estado que los secesionistas han perpetrado en el Parlamento catalán, en una apoteosis antidemocrática de carácter bananero al estilo de Nicolás Maduro.
En lugar de prever lo que iba a ocurrir y tomar con tiempo las medidas que la Constitución exige, Mariano Rajoy no tiene otro remedio que salir de su letargo y enfrentarse, ya veremos cómo, a una situación límite. La inoperancia, la cachaza, la lenidad han presidido una política absurda con relación a Cataluña. Acertó Rajoy en su gestión económica plenamente. Se equivocó en su gestión política y ha colocado a España al borde del abismo secesionista.
Tras 500 años, la unidad de España está en claro y amenazador peligro. La debilidad de un Gobierno que lleva cinco años contemplándose el ombligo ha contribuido a que los secesionistas a los que se dio la mano se hayan merendado el brazo entero. Y es difícil calcular lo que va a ocurrir en Cataluña, incluso aunque el Gobierno sea capaz de impedir el referéndum anticonstitucional.”
LUIS MARÍA ANSON, de la Real Academia Española)

Que si son galgos… que si son podencos…
Cual en la fábula, los unos por los otros y “Cataluña sin barrer”. 
Vaya por delante que lo que ha acontecido (y lo que está por venir) en Cataluña, roza, por una parte, el más puro esperpento; y por otra parte, es la mejor muestra de que el inmovilismo en el gobierno de España lleva a que florezcan esas ideas y tendencias de esquizofrenia paranoide que desde Artur Mas, pasando por su acólito, el trapacero Puigdemont, han potenciado la siempre soterrada tendencia individualista de Cataluña y de bastantes catalanes, de que ellos son España mientras les interese, pero que es la nación española quien debe someterse a
ellos, que son –llegan a creérselo-- los ricos y la encarnación de las excelencias de laboriosidad y de la tradición supranacional.
Es aquello del congreso de curas que trataba del destino más conveniente para los óbolos de los fieles, y en cuya asamblea el representante del clero de Cataluña expuso de forma definitiva y definitoria su tesis: “Nosotros tiramos al aire las monedas que recaudamos en las colectas; lo que Dios no coge…”
Pues eso. Según toda esa tropa de “antitodo”, malasentados, sinvergüenzas y (especialmente) corruptos desde el gobierno, todo lo que ellos pueden se lo quedan. 
Y como los controles de pasadas corrupciones se van estrechando, no hay mejor manera que la de agitar el árbol del independentismo para marear la perdiz, y mientras se discute si son galgos o podencos “trincar” la liebre, que diga la pasta. 
¡España no tiene remedio! ¡Y Cataluña menos!
Bien critica Luis María Anson que don “Tancredo” Mariano Rajoy lo ha fiado todo al tiempo; pero no menos cierto es que en Cataluña se ha secuestrado de veras la voluntad popular merced a la descarada traición de aquellos “patriotas” de Convergencia i Unió , que, cuando se les descubrió el “trinque”, se aliaron hasta con el diablo, y hay grupos políticos catalanes que son más que eso, con tal de escaparse de la quema. 
Del bochornoso espectáculo del parlamento catalán saltándose a la torera las más elementales reglas de la legalidad y de la democracia ya se ha escrito mucho; tal vez todo lo posible. 
De lo que viene, está todo por escribir, porque solamente hay una solución, que ya Santo Tomás
propiciaba: “Suaviter et fortiter”. Suavemente pero con firmeza. ¿Quién es capaz de ponerlo en práctica?
Termino con una frase del novelista valenciano (ojo, y Valencia no es ni mucho menos Cataluña, ni del sur ni de los “paisos catalans”) Vicente Blasco Ibáñez: “Valencians, cuideuse del catalans, que siguent simples i morts de fam no a soles s’apoderaran de lo Regne, sino també de la cultura i de l’historia de Valencia”. (Valencianos, cuidaos de los catalanes, que siendo simples y muertos de hambre se apoderarán del Reino y también de la cultura y de la historia de Valencia). 
Ni mucho menos la rotundidad de la frase es válida, pero, viniendo de tan furibundo republicano como Blasco Ibáñez, desvela una prevención y una apelación a la prudencia, porque la inacción ni en Valencia ni en España ha determinado acciones eficaces y positivas.
Veremos lo que pasa, pero no soy nada optimista. 
Me imagino pidiendo pronto visado (y pagándolo, claro) para entrar en Cataluña…
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

jueves, 24 de agosto de 2017

MEMORIAS DE LA HISTORIA: 24 DE AGOSTO, ANIVERSARIO DE LA INDEPENDENCIA DE UCRANIA.- NI CON RUSIA NI SIN RUSIA...

"24 de agosto de 1991: La relación entre Ucrania y Rusia ha sido bastante tensa a lo largo de la historia. Según la perspectiva, Ucrania fue el origen de todas las Rusias, por lo cual se defiende su pertenencia a la Rusia hegemónica y una historia en común con esta o, por el contrario, su independencia como nación autónoma. En el siglo IX, gran parte del territorio de la Ucrania moderna estaba poblado por los rus, quienes fundaron el Rus de Kiev, un dominio que abarcó casi todo el territorio de las actuales Ucrania, Bielorrusia y Rusia europea. La tradición mantiene que esta organización política se fundó en la alianza entre varegos —un pueblo de origen nórdico— y los eslavos. Con la disolución del rus de Kiev, este territorio se vio sometido a diversas invasiones de pueblos nómadas que vinieron de las estepas
asiáticas. Diversas dinastías que se asentaron en Kiev trataron de mantener cierta independencia de los conflictos que sucedieron entre potencias europeas. Sin embargo, con la expansión de la Rusia zarista y la toma de Crimea, Ucrania se vio sometida a un proceso de “rusificación” a partir de finales del siglo XVIII.
Cuando estalló la Primera Guerra Mundial, Ucrania se encontraba repartida entre Rusia y el Imperio Austro-Húngaro, situación que le deparó un difícil destino durante las confrontaciones. Con el triunfo de la Revolución Bolchevique, Ucrania se convirtió en una de las más importantes repúblicas que conformaron la Unión Soviética. Esto no siempre significó beneficios pues allí se vivió la terrible hambruna de dos años (1930 a 1932), uno de los hechos más criticados del gobierno de Stalin, además de abrirse en su territorio uno de los frentes más cruentos de la Segunda Guerra Mundial. Con el progresivo decaimiento de la U.R.S.S. la República de Ucrania fue una de las que abogó por mayor autonomía del poder central. Sucesos como la tragedia nuclear de Chernóbil terminaron por fortalecer un sentimiento nacionalista entre los ucranianos. Finalmente, el 16 de julio de 1990, el nuevo parlamento creado al interior de la antigua república soviética firmó la Declaración de Soberanía Estatal del país. Pese a los últimos movimientos que se hicieron para evitar el colapso de la Unión, el 24 de agosto de 1991, el parlamento ucraniano aprobó la Declaración de Independencia de Ucrania, en la cual se estableció al país como un estado independiente y democrático.
Actualmente la tensión entre Rusia y Ucrania se encuentra en el centro de la atención internacional. La toma de Crimea y los conflictos entre nacionalistas ucranianos y movimientos prorrusos han revivido la compartida historia de encuentros y desencuentros de las dos naciones"
(De "Casa de Historia", de Diana Uribe)
...
Por encima de filias y fobias, por encima de versiones de cualquier color o tendencia, la realidad indiscutible es que Ucrania celebra en el día de hoy su XXVI Aniversario de la declaración de su independencia.
Y esta efemérides acontece en un marco nada pacífico y bien convulso, pues Rusia pretende que Ucrania es una parte de ella, y alienta con apoyos indisimulados a los separatistas de Donbass y Lugansk, la creación (me parece que inalcanzable, por mucho que Putin se empeñe) de la "nueva Rusia". Y ello además de la captura taimada de Crimea, que violó todas las reglas del derecho internacional y de la pacífica convivencia entre naciones.
No voy a adentrarme por ahora, y menos en el día de hoy (que es de fiesta y celebración) en comentarios ni censuras sobre la actual situación de Ucrania, pero pues la siento como propia (mi esposa y una hija vieron allí la luz y recibieron buena parte de su
personalidad y su cultura), sí que proclamo con alborozo que hoy Ucrania conmemora que un año más sigue siendo independiente, mal que pese a sus vecinos del norte, que mantienen una especie de imperialismo de estilo zarista, sofocando sentimientos bien nobles de propia esencia, cual los del pueblo ucraniano.
Valga, por encima de todo, el aniversario de esa independencia que, con tantos sufrimientos y sinsabores, ha ido consolidando Ucrania.
Y ojalá siga así.
La despedida ha de ser típica y tópica: Slava Ukraina!!! S dnëm nezalechnosti!!!
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

martes, 20 de junio de 2017

Al borde del verano: Calores que matan y ardores que destrozan.- Mientras Portugal se calcina, la vida política española se enciende

Nadie, ni español ni extranjero, residente o no en España, podrá negar que el presente anticipo del solsticio de verano que llega mañana está siendo difícilmente soportable, con “olas de calor” que sobrepasan por doquier los cuarenta grados Celsius, y con problemas de supervivencia vital, en medio de una sequía preocupante.
Si a ello se une la justificada psicosis de riesgo que genera el terrorífico incendio en la zona centro de Portugal, el panorama no puede ser más desalentador.
A raíz de lo de Portugal, país que bien conocí y conozco,--porque me acogió solícito durante más de dos lustros (¡qué buenas amistades quedaron y siguen aun por allí!)--, no basta con decir que la naturaleza es incontrolable y que frente a su fuerza ingente poco puede hacerse, porque el incendio de Pedrogâo Grande y comarca (hoy ya extendido a varias freguesías de los vecinos distritos –provincias- de Coimbra y Castelo Branco) pudo ser muy difícil de predecir y paliar, pero por encima de sus espantosos resultados flota un cheiro (aire, tufo, aroma, olor,  en portugués) a imprevisión;  a pocas diligencias, lentas coordinaciones y falta de agilidad.
No se olvide que en Portugal, y más en su centro, la dispersión poblacional en diminutas aldeas es tradicional, y la buena disposición ciudadana mediante la elogiable institución de los “bombeiros voluntarios”, o sea, no profesionales, aunque ejemplares y bien bravos, frente a los “bombeiros sapadores” (profesionales) no ha sido capaz ni suficiente para paliar la catástrofe de tantas dimensiones como la que está aconteciendo.
Si a ello se añade (como en España ocurre también) la falta de limpieza “preventiva” de los bosques, el “cocktail” estaba preparado. Y a fe que resultó explosivo y mortal. Porque "lo que tenía que pasar...pasó"
Reparaba yo mismo ayer en la profesionalidad denotada y demostrada por la brigada de efectivos de la Unidad Militar de Emergencias de España, que, con sus doscientos efectivos y abundantes medios materiales, se ha situado en las zonas de conflicto y ha establecido los adecuados parámetros de actuación, que sin duda llevarán a la solución de la catástrofe . (Buenas muestras de ello ha comprobado quien esto escribe en los encuentros y convivencia junto con los veteranos compañeros de las Milicias Universitarias con los integrantes de la U.M.E., en su cuartel general de Madrid y en varios de sus batallones de intervención en emergencias, BIEM).
En fin, ya veremos cuándo se alcanza por fin la estabilización y el control del “infierno” portugués.
Y estemos avisados de que en esta España nuestra corremos los mismos peligros, bien que parece que existen mejores sistemas y esquemas de defensa frente a estas catástrofes.
Ahora bien, en lo que parece que ni estamos preparados ni queremos estarlo, es en cuanto a los “incendios” y catástrofes políticos que se están anunciando, porque después de la entronización de Pedro Sánchez como el “Papa de la izquierda”, "el Mr. Proper de la política española2, las palabras (y los hechos, que es peor) de este imbuido de soberbia y trufado de ánimos de venganza solamente anuncian contorsiones, crisis, fuegos.
Bien puede entenderse que proclame y pregone que él lidera la izquierda (¡para que lo haga “P(j)odemos” casi es mejor así!); y también llegaríamos a resignarnos para que estableciera su unidireccional odio hacia el partido gobernante, haciendo guiños a los “morados” para integrar la “zurdería” o zurdez política.
Pero ya es más que suspecta la doblez rayana en la insensata imprudencia que implica esa teoría del estado único pero plurinacional, que denota el uso de un trabalenguas y de medias verdades para lograr el objetivo principal. Que él, Pedro Sánchez, "apóstol" apócrifo del izquierdismo, sea el líder que limpie España y la conduzca a que finalmente nuestra nación sea “zurda de las dos manos”, manteniendo una Cataluña siempre pugnaz con el estado y la nación española, y unos dirigentes (los catalanes pro independentistas) a quienes se debió negar hace mucho tiempo el pan y la sal, inhabilitándoles por su aviesa traición a las esencias de España.
Y al nuevo aunque viejo líder de ese partido socialista que se autoproclama como regenerado (dice que va a consolidar su formación política para que saque a España del corrupto ambiente actual), la verdad es que no da mucha fiabilidad la “purga” soterrada que ya está llevando a cabo, él (tan evangélico y tan poco espiritual y religioso), con aquello de que “quien no está conmigo está contra mí…”
Mientras tanto, Don Tancredo, léase, Mariano “el pontevedrés”, sigue anclado en la mitad de la escalera, sin que se sepa si sube o si baja, porque en realidad no hace ni lo uno ni lo otro, y deja que los “incendios” de sus adversarios le eviten perder lo que
mal está conservando.
Calor, incendios, fuegos, catástrofes, al inicio del verano.
¿Soportaremos tantos sofocones y tantas imprudentes impericias?
De momento, me consuelo bebiendo una buena horchata de chufa de Alboraya, porque al menos me palía la sed y el ardor mental y evita que como fruto del fuego yo suelte más “chispas” de descontento.
¡Refrésquense, amigos, que viene “el fuego que quema”!
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

jueves, 8 de junio de 2017

Regreso a la memoria: Cuatro años después del inolvidable 50 Aniversario de la XXI Promoción de Milicias Universitarias



"Gracias a la memoria se da en los hombres lo que se llama experiencia".-  Aristóteles (384 AC-322 AC) Filósofo griego.

¡Qué gran verdad es que el tiempo no solamente corre; vuela. Y a la velocidad de la luz!

Crónica/novela del 50 Aniversario
Parece que fue ayer, pero aconteció el 8 de junio de 2013, rondando las 10'30 horas de su mañana, en término de Ronda (Málaga), sitio de Montejaque, acuartelamiento del Tercio IV Alejandro Farnesio de la Legión, y los integrantes de la XXI Promoción de Milicias Universitarias (Compañías 4ª y 1ª de la 1ª Agrupación, de la IPS, en dicho campamento) que aún se mantenían con vitalidad suficiente,  se hallaban congregados en el patio de armas, frente a la sierra de Grazalema y el siempre recordado "murex", conteniendo en sus mentes las emociones mil que se les agolpaban al rememorar que cincuenta años antes habían vivido y convivido   con las esencias militares en esas tierras inolvidables, estudiando y esforzándose para alcanzar la graduación de Oficiales de la escala de complemento del Ejército español.
Poster conmemorativo
Allí, en la plaza de armas, frente a la formación legionaria, con la presencia de quien había sido su Capitán y Profesor, Don José Manuel Sánchez Gey, estaban los que habían sido sus subordinados y discípulos, junto con sus familias y allegados.
Quiso participar  una fina lluvia, que empapó los uniformes ahora civiles de los otrora oficiales de complemento, aunque el sol de Montejaque (el amado y temido sol de esos pagos) pronto ofreció su
luz y su alegre calor para sumarse a la celebración.
Presidiendo la comida del 50 Aniversario
Y en esa plaza de armas que antaño --cincuenta años antes-- había sido mudo testigo de mil emociones en la Jura de Bandera de los entonces "caballeros aspirantes a oficial de complemento", se revivió el acto de juramento a la enseña de España, bien que en esta ocasión los antaño "milicios" lo hicieron junto con sus esposas, hijos y nietos, brindando a los presentes y a la presidencia del acto (Secretario de Estado de Defensa, General Jefe de la Brigada de la Legión, mandos del Tercio) el testimonio de su patriotismo y compromiso.
Noviembre 2016, homenaje al "Capitán General"
El homenaje a los fallecidos, al son incomparable de la pieza musical "los novios de la muerte", se entreveró con las hondas emociones del recuerdo a los compañeros ausentes y en especial a los que ya habían instalado para siempre en el firmamento de la vida sus estrellas de seis puntas.
Y cuando el acto castrense llegó a su fin, todos los integrantes del grupo y de la Promoción ("Agostiembre" pasaron de denominarse poco después) se reunieron "en familia" con su Capitán, en la siempre recordada Ronda, sobre el famoso Tajo, para revivir en una centenaria intimidad las emociones del reencuentro.
Noviembre 2016: Diario de Cádiz
Esa celebración del 50 Aniversario no terminó allí aquel día, sino que se ha venido repitiendo desde entonces mediante contactos fraternales, comidas de hermandad, visitas a los mandos de la Legión, participación en actividades militares (como, por ejemplo, en la creación de la cátedra Comandante Sánchez Gey, o visitas a la U.M.E., o participación en el Sábado Legionario) y también en celebraciones "familiares", cual homenajes al "Capitán General" (graduación especial y única conferida por los miembros de la Promoción a quien había sido su Capitán/Profesor), visitas al líder y "padre militar" en Cádiz, encuentros en esa bella capital con su familia, amigos, compañeros de la milicia, y hasta presencia en la prensa escrita mediante felicitaciones en su aniversario cada año.
Porque la longevidad de la memoria y vivencias de esa XXI Promoción débese en gran parte a la providencial supervivencia de su jefe y patriarca Sánchez Gey, quien en sus casi 98 años sigue brindando ejemplo de humanismo y sapiencia, de hombría de bien y de entereza.
Marzo 2017: Con el General Jefe de la Legión
Regreso a la memoria, sí; regreso a las emociones vividas; recreación actual, hoy y ahora, de tantos y tantos recuerdos...
Es el "Agostiembre", el retorno a Montejaque, una parte esencial e inolvidable de nuestras vidas...
Así es obligado cantarlo y contarlo, y a ese menester se dedica éste que en su día fue cronista y hoy se siente enorgullecido de seguir narrando.
Por último, referencia a lo que en este mismo blog se publicó en aquel junio de 2013, en  enlace que sigue: http://cadadiatienesuafan.blogspot.com.es/2013/06/volver-y-desde-montejaque-un-entranable.html
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

lunes, 22 de mayo de 2017

Esta España nuestra: Y vuelta a la confrontación liderada por un falsamente defenestrado. “Un Sánchez para las revanchas” . Manque España pierda…

“La rosa de Pedro Sánchez
Cuesta trabajo creer que el ganador pueda resucitar el PSOE que él mismo ha malogradoCerrar
(Rubén Amón, en “El País”, 22/05/2017)
Pedro Sánchez ha resucitado de sus cenizas como la rosa de Paracelso. Es un cuento de Borges y una alegoría de la fe. Tenerla no requiere de pruebas. Por eso el viejo Paracelso se resistió a obrar el milagro que le reclamaba un discípulo: "Demuéstrame que puedes devolver a la vida la rosa que acabo de arrojar al fuego".
Y no lo hizo el sabio. O sí lo hizo cuando el ambicioso alumno ya se había marchado. Puede entenderse la euforia de Sánchez en la moraleja del cuento borgiano. Nadie ha creído más que él en sí mismo. Y todos o casi todos los escépticos habíamos ridiculizado su viaje de pastor mormón, pueblo a pueblo, casa a casa

Es la victoria de la obstinación, de la perseverancia, pero Sánchez no debería incurrir en la pretensión o en el error de atribuírsela como un milagro particular. Sobre todo porque su principal mérito no proviene del proyecto, o del programa, sino del poder de identificación que ha supuesto el rechazo a la investidura de Mariano Rajoy.
Tanto se amontonaban los escándalos del PP, tanto
adquiría prestigio y relevancia la doctrina del monosílabo. La actualidad, la coyuntura, beneficiaban la candidatura de Sánchez. Le permitían canonizarse en su pasaje de responsabilidad. Porque dimitió como diputado. Y porque la interinidad del PSOE y la sensibilidad hacia la estabilidad política, derivadas ambas del fracaso electoral del sanchismo, complicaba a los socialistas la posibilidad de emprender posiciones beligerantes hacia el PP.
Pedro Sánchez era un mal candidato con un lema fabuloso. "No es no" ocupa ocho caracteres, espacios incluidos. Y tanto representa una apelación a las emociones como encubre su negligencia política. No
sólo ha logrado convertir en "derrocamiento" su legítima deposición de la secretaria general, sino que ha conseguido abstraerse de sus propios desastres electorales. Se jibarizaba el PSOE, se desnutría. Y lo hubiera seguido haciendo de haberse convocado las terceras elecciones, pero Sánchez ha alcanzado a presentarse a la militancia como la encarnación de la pureza. Los milagros necesitan la credulidad de la feligresía. Y Sánchez se hizo rosa sobre los rescoldos de su herencia.
Es donde se antoja más elocuente la estrategia fallida de Susana Díaz. Y donde se retrata la impotencia de un ejército que había alistado a más generales que soldados. La presidenta andaluza reunió a los
barones y a los patriarcas. Reconcilió a las antiguas familias, aglutinó el poder institucional, pero semejante ejercicio de músculo oficialista y de aparato burocrático no hizo sino beneficiar al corpulencia de Pedro Sánchez.
Primero porque se le estaba concediendo el tamaño de un gigante. Y en segundo lugar porque el mensaje simple y categórico del "No es no" alimentaba el antagonismo de la casta y las bases, el sistema y el antisistema, lo antiguo y lo nuevo.
Se trata de una simplificación, de un territorio emocional, pero los procesos de autodestrucción que se han producido entre los laboristas y los socialistas franceses exponen la subordinación del cartesianismo a las vísceras. Sánchez ha interpretado mucho mejor el tablero de juego que su adversaria. Y su adversaria ha sido incapaz de de desenmascarar al impostor, entre otras razones porque tampoco Susana Díaz ha estimulado el aura de victoria lejos de su territorio de conquista. Es un fracaso personal. Es el fracaso de un partido deslegitimado y el abrupto
final de una época.
Cuesta trabajo creer que Sánchez pueda liderar y resucitar el PSOE que él mismo ha malogrado, pero estamos en los tiempos de la superchería de la superstición. Y no parece importar a los militantes socialistas que la rosa de Sánchez sea de plástico.”
No cabe duda de que “El País” y el atinado comentarista Rubén Amón han quedado decepcionados por el poco previsto resultado de las primarias a la secretaría general del PSOE.
No es nada halagüeño, en verdad, el panorama que se avecina, con un líder envalentonado, en sus inevitables ansias revanchistas, que está dispuesto a alcanzar la Moncloa a cualquier precio.
Y es que se ha olvidado que lo importante en los emprendimientos de esta vida nuestra no son las primeras piedras sino las últimas. Algo que la sultana de Andalucía y sus apoltronados acólitos (viejos santones socialistas) olvidaron. Hoy, con los movimientos rupturistas en pleno auge, el sinvergüenza (¿no sabe lo que es?) de Pedro Sánchez, ha sabido aprovechar los titubeos
comodones de las fuerzas establecidas para empujar los más primarios instintos de reacción de sus votantes, que buscan romper contra todo lo que sea corrupción, poder, bienestar de los dominantes, para consagrarse a la confrontación y a la “caza” de comodones.
Así pues, ahora hay en España, como mínimo, dos socialismos: El rebelde y reaccionario, que dice buscar la limpieza social y que realmente sirve de instrumento promocional para el egoísmo del líder electo; y el “otro”, con muchas poltronas y buena vida, pero que ha caído presa de un conformismo revestido de pragmatismo político que los descontentos no han estado dispuestos a admitir.
Ha quedado abierta, pues, la etapa de la confrontación, del negativismo (”no es no”), del
acoso y derribo iconoclasta de cualquier estructura de poder que no convenga, un poco –recordémoslo— al estilo de lo que predicó en su día Alfonso Guerra, antes de le enmudecieran el coche oficial y las trapacerías de su hermano (robando lo que pudo) con aquello de que se iba a dejar España que no la reconocería “ni la madre que la parió”
Que esto último semeja va a ocurrir, personalmente no lo pongo en duda, porque a este líder retornado del exilio partidista, espoleado por las hieles de la venganza, lo que hay que concederle es cinismo, revanchismo y espíritu iconoclasta. Y testarudez a lo “aragonés” (y lo digo como elogio a la tierra de mis ancestros).
Hemos de acostumbrarnos a gobiernos –como el que se avecina— de acomodaticios socialistas dejandose manipular por “p(j)odemitas”, al estilo de los que sufrimos en tantos ayuntamientos y comunidades autónomas actualmente. Pactos que se antojan casi "contra natura". Que gobernar dudo que gobiernen, pero romper seguro estoy de que rompen.
Por mi parte, reitero el “no es no”, pero no a Rajoy
(su tibieza conduce a las actuales situaciones), sino que mi “no es no” va dirigido a ése que, como buen imitador de aquel infumable político leonés de los “brotes verdes”, con apellido de reparador de calzado, busca mandar a cualquier precio. “Manque rompa”…

Hay otro linaje de escépticos mucho más terribles, si cabe, que los que creen que todo es materia; todavía queda el caso de aquel escéptico para quien todo se reduce a su propio yo” Gilbert Keith Chesterton (1874-1936) Escritor británico

SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

jueves, 11 de mayo de 2017

Esta España nuestra: Los socialistas, como la clase política, en la encrucijada. ¿Quién liderará esta “jaula de grillos”?

“Socialistas aunque pierdan
Si el PSOE quiere volver al poder, los militantes tienen que dejar de pensar en sí mismos y seducir a los que no lo son
(José Ignacio Torreblanca, “El País”, 10 mayo 2017)
Lo importante no es ganar o perder elecciones: lo importante es ser de izquierdas. Lo ha dejado claro Jeremy Corbyn, el líder laborista que se asoma al vacío electoral, al asegurar que no se marchará si es derrotado en las urnas. O dicho de otra manera: si para ganar elecciones hay que dejar de ser de izquierdas, ¡no cuenten con nosotros!
Ese parece ser el guion del absurdo drama en el que viven hoy los socialistas europeos, incluidos los españoles, donde una parte muy importante de sus militancias (recuerden Francia) parece preferir ser de izquierdas antes que ganar elecciones. Dado el récord electoral de Pedro Sánchez, dos veces derrotado con los peores resultados de la historia del PSOE, y los discursos en los que asienta su candidatura,
planteando las primarias como un debate sobre si el PSOE es de izquierdas o de derechas, es evidente que Sánchez no está prometiendo a los militantes ganar elecciones, sino hacerles sentir bien consigo mismos.
Porque si de pureza ideológica se trata, las noticias no son buenas. En el último Barómetro del CIS, conocido el martes, solo un 12,3% de los entrevistados se definen como “socialistas” (y suponemos que una parte de ellos vota a Unidos Podemos o a Izquierda Unida, porque comunistas como tales solo hay un 2% de españoles). Claro que
cabría sumar a ese 12,3% al exiguo 6,2% que se define como “socialdemócrata” o al 10,6% que se considera “progresista”, pero es conocido que bajo esas etiquetas se esconden gentes impuras que coquetean a escondidas con el liberalismo e incluso acaban en el “ultraliberalismo” del que se acusa a Macron.
Los militantes son libres de decidir (¡faltaría más!), pero teniendo en cuenta que nunca votaron con una información tan amplia sobre el potencial electoral de su candidato resulta evidente que no pueden ignorar la alta probabilidad de que la consecuencia electoral de
una apuesta por la pureza ideológica sea consolidar en el poder a conservadores como Mariano Rajoy (o a Theresa May en el caso de Reino Unido). Según el CIS, un 50,5% de los españoles se sitúa en un difuso centroizquierda. Si quieren volver al poder, los socialistas tienen que dejar de pensar en sí mismos y pensar más en cómo seducir a los que ni lo son ni les importa si lo son. @jitorreblanca”
Significado de jaula de grillos: Lugar donde hay mucho ruido y alboroto y en el que no es posible que las personas se pongan de acuerdo en algo.
En medio de la “jaula de grillos” que es el panorama político español, en el que unos, los rupturistas (hasta se trocean fotografías de líderes adversarios en sus comparecencias parlamentarias) votan en contra de todos los que osen votar; otros, los que se llaman centro derecha liberal, dicen apoyar al partido en el gobierno, aunque no pierden ocasión para sumarse a las propuestas de la oposición, para así castigar a aquellos cuya investidura propiciaron; otros,
gobiernan, pero que han tenido la “virtud” de provocar que se haya abierto la “fosa séptica” de la política y de su propio partido; y también  están los que se llaman socialistas, “de moda”, o de actualidad, ya que no hay día ni telediario en el que no aparezcan quienes aspiran a liderar el grupo, y que, al falso socaire del pluralismo, evidencian el egoísmo que les empuja a dirigir un partido que si no ha desaparecido ha sido por las rentas y la inercia de las “glorias” pasadas en el poder.
No pretendo, ni mucho menos, pontificar sobre los males del desdichado partido socialista, que ya el
profesor Torreblanca y otros comentaristas políticos más ilustrados se encargan de analizarlo, pero sí, al menos, poner de manifiesto la opinión de un ciudadano de a pie, ante “la que está cayendo”.
Si la apestosa corrupción que ha invadido la vida política y social exige un enorme esfuerzo de prudencia y cordura, lo bien cierto es que nada ni nadie contribuye  a ello.
Todos se escurren y al mismo tiempo ladran, pero “los unos por los otros y la casa sin barrer”.
A los espectáculos diarios en el parlamento se unen los “shows” repetidos de los socialistas, ahora que solamente se están ventilando unas absurdas elecciones primarias para elegir a su secretario general, sin ni siquiera definir que éste será necesariamente el aspirante a presidente del gobierno
de España.
Una aspirante se erige como el remedio perfecto al desastre organizativo, confidencial e ideológico del grupo, ejerciendo cual “sultana”, que lo es, y menos, en su Andalucía, en la que parece que la enorme corrupción política no va con el partido que ella lidera y que gobierna inveteradamente más de treinta años.
Otro, que se ha creído que es el “redentor”, cuando con él al mando los socialistas han perdido y caído hasta límites impensables, proclama que ejercerá como “verdaderamente de izquierdas”, obviando que estuvo a punto de ejercer de Esaú, vendiendo las esencias de su grupo por el “plato de lentejas” de ser
presidente del gobierno, y que solamente aterra lo que será capaz de hacer o destruir si llega al poder de la mano de esos iconoclastas del “P(j)odemos”.
Y aún hay un tercero, que se ha presentado como el bisagra, ya que su capacidad de convocatoria es menor y su perfil político no puede ser más mediocre, y que cual Beltrán Duglesquin en el caso de Pedro I el Cruel, “ni quita ni pone rey, pero ayuda a su señor “(¿o señora?).
Así las cosas, con el otrora primer partido de la oposición convertido en una “jaula de grillos”, no mejor camina el partido que gobierna, atónito ante la avalancha maloliente de enjuagues, robos y deslealtades.
¡Y hasta los miembros del Ministerio Fiscal andan alborotados!
“La falsedad tiene alas y vuela, y la verdad la sigue arrastrándose, de modo que cuando las gentes se dan cuenta del engaño ya es demasiado tarde”, se reza en El Quijote, y es una gran verdad, porque la tibieza en
los juicios y opiniones, la ligereza en las actuaciones, han hecho y seguirán haciendo que la “jaula de grillos” de esta España nuestra quede traspuesta a “solar”, ¡igualmente lleno de grillos…
“Es tan ligera la lengua como el pensamiento, que si son malas las preñeces de los pensamientos, las empeoran los partos de la lengua”, de Don Quijote de la Mancha.
SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA

domingo, 7 de mayo de 2017

El Día de la Madre: Una conmemoración ineludible pese a sus connotaciones comerciales.

Decía el inolvidable Totó en una de sus películas costumbristas italianas (creo recordar que era "Rufufú", parodia de la francesa "Rififí", de cine negro), que "madre no hay más que una..."
Y  provocaba la hilaridad de los espectadores, no por lo incontrovertible del aserto, sino por el tono rimbombante en que se pronunciaba, en medio de una situación jocosa.
Es una gran verdad eso de que "madre no hay más que una".
Y, felizmente, esa exclusividad de nuestra madre la eleva al trono de lo excelso en nuestras vidas.
Ahí es nada, que nuestra madre haya sido el ser que nos haya dado la vida (sin desdeñar la "semillita" del padre, si es que resulta conocido), porque además ha sido nuestra "nutriente", nuestra "alojante", nuestra cuidadora, nuestra "dueña", durante los meses de gestación en que nos ha albergado y protegido en sus entrañas.
Algo inigualable y extraordinario el milagro de la maternidad...
Por eso, aunque la celebración de un "Día de la Madre" es actualmente un producto degenerado de la propaganda comercial, nunca está de más que paremos mientes, al menos un día al año, para celebrar este día dedicado a la figura egregia de la
madre.
Tengamos o no el privilegio de que nuestra madre aun siga en este mundo con nosotros, y aunque se haya marchado para esperarnos "allí" donde el Amor es para siempre, en esta fecha    es obligado el recuerdo de la mujer que es el origen de nuestra vida.
Sin perjuicio de las connotaciones religiosas y éticas de la celebración, en esta fecha es posible que todos nosotros nos congratulemos.
Es, curiosamente, una felicitación universal: ¡Todos tenemos madre y vivimos gracias a ella!
Y por eso, nos llenamos de júbilo y agasajamos a ellas, estén o no físicamente a nuestro lado, con nuestro amor y gestos de exquisita ternura.
Enhorabuena y felicitaciones para todos, que (aunque suene a perogrullada, que en este caso no lo es) todos somos hijos de nuestra madre.

"Muchas maravillas hay en el universo; pero la obra maestra de la creación es el corazón materno" Ernest Bersot (1816-1880) Filósofo francés.

SALVADOR DE PEDRO BUENDÍA